Basado en la aplicación de contrastes térmicos de calor y frío, Therapy Cool es capaz de sustituir con un solo aparato la mayoría de las tecnologías conocidas, como la cavitación, la radiofrecuencia o la presoterapia.