La acción conjunta de la termoterapia por infrarrojos y la electroestimulación permite realizar dos tratamientos en uno. La termoestimulación de Kestos T2 se aplica mediante bandas que trabajan de manera autónoma para conseguir la reducción y reafirmación corporal.